Dada la situación en la que estamos, lo más importante a la hora de fumar tu cachimba es la seguridad. Por eso en el post de hoy hablamos de uno de los elementos más importantes de la cachimba y de los tipos de manguera que existen.

Según el tipo de shisha que compremos podemos usar varias mangueras al mismo tiempo, que pueden estar hechas de diferentes materiales y diseños. Pero la manguera determinará la calidad de la fumada y el rendimiento que le puedas sacar a tu cachimba, por eso es tan importante elegirla bien.

Aunque, como hemos dicho, existen mangueras de muchos tipos y distintos materiales, las dos categorías principales para distinguirlas son las lavables y las no lavables.

Tipos de manguera: no lavables

Este tipo de mangueras tienen una estética tradicional y un tiro bastante grande. Suelen dar a las fumadas un sabor muy neutro.

Pero tiene también una serie de desventajas como la falta de higiene al no poder lavarlas. Este tipo de mangueras no son las más aconsejables además, pues tienen un alambre en su interior que empieza a degradarse y a oxidarse en el momento en el que se moja. Esto hace que, lejos de proporcionar un buen tiro y que te haga disfrutar de tus fumadas, terminen siendo perjudiciales ya que terminaremos aspirando trozos de óxido.

Dentro de las mangueras no lavables, distinguimos entre:

Mangueras tradicionales egipcias

Las mangueras tradicionales egipcias suelen estar fabricadas en cuero y son típicas de Egipto, como su nombre indica. Es frecuente que tengan el mango recubierto de cuero en varios colores.

Mangueras tradicionales turcas

Este tipo de mangueras suelen estar más decoradas y tienen boquillas más elaboradas. Normalmente tienen un diámetro interior bastante grande.

Mangueras tradicionales sirias

Las mangueras tradicionales de tipo sirio se caracterizan por estar muy decoradas. Su mango es mucho más estrecho que el las egipcias o las turcas.

Tipos de manguera: lavables

Estas mangueras están hechas normalmente de plástico o silicona, lo que hace que puedan lavarse fácilmente. Suelen ser tubos más amplios, por lo que también mejora mucho su tiro.

Las mangueras de silicona proceden de Alemania y dado su uso frecuente existe una gran variedad de boquillas para acoplarlas. Lo que sí aconsejamos es que la unión a la shisha sea aluminio para tener una mayor higiene. Las mangueras de silicona suelen ser más caras, pesan más y son más rígidas en comparación con las de tubo corrugado, que son las que te contamos a continuación.

Estas mangueras son muy comunes y tienen la boquilla, la conexión y su parte central de PVC o de tubo corrugado y que están tomando cada vez más fuerza en el mercado.

La principal ventaja al elegir estos tipos de manguera para tu cachimba es la facilidad con la que se lavan. Algo básico en estos momentos. Aunque también tienen como ventajas que existe una gran variedad de boquillas para adaptarlas, además de multitud de colores y fundas. Las mangueras de PVC o tubo corrugado suelen ser más económicas que las de silicona, además de ofrecer muy buen tiro.

Esperamos que este nuevo post te haya resultado útil. No olvides que, además de distintos tipos de mangueras, también puedes encontrar en nuestra web un montón de boquillas disponibles, tanto de aluminio como boquillas 3d y que siempre puedes contactar con nosotros para resolverte cualquier duda.