Hoy queremos hablarte de los distintos tipos de hornillos para cachimba. Y es que cuando llevas un tiempo fumando cachimba y decides cambiar y usar el carbón natural, te das cuenta de que con él consigues que la duración de la fumada sea más larga y que sepa menos a los componentes del carbón químico. De esta forma se reduce la ceniza que deja la pastilla y sacas el máximo sabor a tu tabaco.

Tipos de hornillos

¿Pero qué tipos de hornillos para cachimbas existen? Tenemos que tener en cuenta dónde vamos a vamos a (en casa, en el campo, en la calle o en distintos sitios tanto exteriores como interiores).

Existen dos grandes tipos, los eléctricos y los encendedores de gas, que se utilizan con pequeñas bombonas. Lo bueno de estos últimos es que puedes encender pastillas de cachimba en cualquier lugar, ya que no necesitas una fuente de electricidad para usarlos. Por eso son perfectos si sueles fumar en el parque o en la playa y no quieres depender de un enchufe.

Hornillo eléctrico

Estos tipos de hornillos para cachimba aporta fiabilidad y alta potencia. Los carbones se encenderán antes y más uniformemente. Y lo mejor es que podremos olvidarnos de tener que estar pendientes de cambiar las bombonas de gas que necesitan los hornillos de gas. Por eso son perfectos si quieres encender los carbones en casa y fumar tranquilamente.

En nuestra web puedes encontrar hornillos eléctricos desde 600w de potencia. Este tipo de hornillo suele ser bastante pequeño y es perfecto para encender un par de carbones o tres. También puedes encontrar de 1000w y 2000w, que son los que generalmente se compran si eres fumador habitual de cachimba.

Hornillo de gas

Los hornillos de gas son ideales para cuando no tenemos dónde enchufar nuestro encendedor eléctrico. Como hemos dicho antes, son unos tipos de hornillos para cachimba que funcionan con bombonas de gas y tienen la ventaja de que pueden sacarte de un apuro si estás encendiendo tu hornillo eléctrico en casa y falla.

Pero la mayor ventaja que nos ofrecen es que puedes encender carbones naturales en la playa, el campo o cualquier otro sitio. Además, son fáciles de transportar y funcionan mediante recambios de pequeñas bombonas de gas que puedes comprar por muy poco dinero.

Estas bombonas pesan unos 190grs, con una autonomía de entre 20 y 25 rondas de cachimbas, dependiendo de la potencia que le demos.

Hasta aquí nuestro post de hoy sobre los distintos tipos de hornillos para cachimbas. ¡Esperamos que te haya ayudado! Si tienes cualquier duda ya sabes que puedes contactar con nosotros. ¡También puedes dejárnosla en comentarios!