Hoy queremos hablarte de los mejores carbones para cachimba. En uno de nuestros posts anteriores, donde te dábamos una guía paso a paso para preparar tu shisha, ya te hablábamos de la importancia de elegir un buen carbón. Pero hoy queremos extendernos más y explicarte los distintos tipos de carbones que puedes encontrar en el mercado y cómo elegir el mejor para tu cachimba.

Cuando vamos a fumar en cachimba, debemos tener en cuenta muchos aspectos, pero uno de los elementos a los que muchas veces no se le presta demasiada atención es el carbón. Elegirlo bien es muy importante, pues influirá tanto en el sabor como en el olor de una cachimba y no todos ofrecen la misma experiencia.

Los dos grandes tipos de carbón son el carbón natural y el carbón de autoencendido  y según tus hábitos de fumada y dónde vayas a hacerla, tendrás que utilizar uno u otro. 

CARBÓN AUTOENCENDIDO

El carbón autoencendido tiene una duración entre media y baja, una ceniza menos compacta y mayor facilidad para prender. Este tipo de carbón es el más usado debido a su bajo precio y la comodidad para usarlo.

El carbón autoencedido se enciende fácilmente con un mechero convencional, por lo que se usa mucho para fumar en la calle. Lo mejor es que, aunque prefieras usar otros tipos de carbones, tengas siempre guardado carbón autoencendido para utilizar en cualquier momento. 

CARBÓN NATURAL

El carbón natural se reconoce fácilmente porque suele tener forma de cubo. Están hechos normalmente de trazas de coco o bambú porque tienen un poder calórico muy elevado. Lo que permite esto es que a la hora de fumar tu cachimba tengas una mejor combustión. Y si lo preparas correctamente, la duración puede ser de entre una y dos horas. Además de su larga duración, la ceniza del carbón permanece mucho más compacta durante la fumada, haciendo que disminuyan las posibilidades de que caiga dentro de la cazoleta y estropee la cachimba. 

Esto, unido a su origen natural, lo convierten en el carbón preferido de muchos amantes de las cachimbas.

Otro aspecto del carbón natural es su encendido. Mientras que el carbón autoencendido podías prenderlo con un simple mechero, este tipo de carbones tendrán que encenderse mediante vitrocerámica, cocina de gas, hornillo eléctrico, soplete o similar con una potencia mucho mayor que un mechero convencional, ya que es necesario que alcancen una temperatura elevada.

Ya conoces los distintos tipos de carbón, ahora solo falta que te pasees por nuestra web y elijas entre los mejores carbones para tu cachimba. ¡Y si tienes cualquier duda, solo tienes que contactar con nosotros!