En el post de hoy queremos contarte cómo elegir cazoletas para cachimba, así como los distintos tipos que existen.

Las cachimbas necesitan distintos accesorios para su funcionamiento. Si ya te ayudamos a elegir el mejor carbón o las mejores boquillas para tu cachimba, elegir unos u otros a veces puede llegar a agobiar si no tienes mucha experiencia. Y es que aunque todas las cazoletas terminan teniendo la misma función, elegir una u otra dependerá de las ventajas e inconvenientes que tenga cada tipo y de lo que tú busques en tus fumadas. Por eso, elegir bien tu cazoleta para cachimba te garantizará sacarle el máximo partido a tu shisha y disfrutar cada sesión.

Tipos de cazoletas para cachimbas según su material

Cazoletas cerámicas

Este tipo de cazoletas, a su vez, podría dividirse en dos grupos: las cazoletas cerámicas de porcelana y las cerámicas de arcilla.

Las cerámicas de porcelana son muy conocidas a la hora de elegir cazoletas para cachimba, en gama media-baja debido a su precio asequible. Este tipo de cazoleta no mantiene tanto el calor como las de barro, pero cumplirá perfectamente con las necesidades de quienes estén iniciándose en el mundo cachimbero. Suelen estar acabadas en pintura en laca o esmalte para mejorar sus capacidades térmicas.

Las cazoletas de arcilla son también muy populares porque suelen acompañar muchos modelos de shisha. Actualmente, son las cazoletas más baratas que se venden. Dentro de este tipo, encontramos dos variantes: los modelos clásicos tipo turco de arcilla desnuda o terracota y los de estilo tradicional egipcio de arcilla refractaria esmaltada. Este tipo de cazoleta proporciona una capa extra hecha de un material refractario. Lo que permite este material es una mejor conservación del calor y que puedan limpiarse más fácilmente. Estas cazoletas de arcilla refractaria son conocidas también como las cazoletas tradicionales. Su interior está rematado por una serie de agujeros que comunican directamente la parte inferior de la cazoleta con el tubo interior de la pipa de agua.

Esta cazoleta es recomendable para tabacos secos. También puede usarse tabaco húmedo, pero no es recomendable porque la melaza chorreará por el tubo inferior de la cachimba y lo ensuciará.

En nuestra web puedes encontrarlas en distintos tamaños y colores.

Cazoletas de barro

El barro blanco es uno de los materiales más usados en las cazoletas modernas debido a sus propiedades térmicas. Pues este tipo de cazoletas suelen tardar muy poco en calentarse.

No tan conocido como el barro blanco pero que da igualmente buenos resultados, es el barro gris. Es típico de Brasil y calienta también muy rápido. Esto lo hace perfecto para fumadas rápidas o para quienes están acostumbrados a fumar sin gestor de calor.

Las cazoletas de barro negro han tenido un enorme crecimiento en los últimos años gracias a sus características térmicas. Son perfectas para aquellos a quienes que les gusta tener sesiones de fumadas de más de una hora. El barro negro tarda más en calentarse que otros tipos de barro, pero mantiene el calor durante más tiempo, por lo que podrás fumar mejor con tabacos delicados.

Las cazoletas de barro rosa y rojo son muy similares en cuanto a sus propiedades con las cazoletas de barro blanco. El barro rosa y el barro rojo se calienta muy rápido y distribuyen el calor para sesiones cortas y rápidas.

Cazoletas de piedra

Este tipo de cazoletas destacan sobre todo por su estética y exclusividad, pues la piedra no es un material que destaque para un buen cabezal de shisha. Para una buena gestión del calor, lo mejor es decantarse por materiales térmicos que sean buenos conductores, como la arcilla o el barro.

Cazoletas para cachimba de silicona ignífuga

Las cazoletas de silicona ignífuga son una buena solución a la hora de elegir cazoleta para cachimba, debido a la fragilidad que tienen las cazoletas tradicionales. Este tipo de cazoletas están pensadas fundamentalmente para shishas portátiles que permiten fumar fuera de casa. Las cazoletas de silicona ignífuga dan muy buenos resultados. Tienes, además, la ventaja de aportar un gran rendimiento cuando se usan con determinados gestores de calor, como los tipo Kaloud Lotus. El motivo es que no se recomienda usar papel de aluminio con ellas sino gestores de calor de metal.

Debido a la profundidad que tiene la cazoleta y a la posibilidad de añadir enormes cargas de tabaco, las fumadas tendrán una mayor duración óptima, por lo que el tabaco aguantará todo el tiempo con el máximo sabor.

Algo muy importante que debe tenerse en cuenta es la calidad de la silicona. Por ejemplo, la silicona dura es mucho más resistente y rígida, conserva mejor el calor y ofrece mejores sesiones.

Cazoletas de cristal

Las cazoletas de cristal mucho la atención, pues les dan a las cachimbas un toque de lujo y elegancia gracias a sus diseños cuidados. Son cazoletas que aprovechan las propiedades térmicas del vidrio y su transparencia para poder ver el estado de la carga de tabaco en todo momento y si su reparto es homogéneo. Este tipo de cazoletas es perfecto para tabacos suaves, ya que se puede notar mejor la pureza del aroma y su sabor limpio.

Las cazoletas de cristal son el tipo de cazoleta más delicado de todas las que hemos comentado, por lo que hay que usarla siempre con mucho cuidado.

Cazoletas para cachimba naturales de fruta

Al elegir cazoleta para cachimba, las naturales de fruta se han puesto muy de moda debido a su uso en catering, locales y teterías. Es una forma exótica y vistosa de crear una cazoleta diferente, de usar y tirar. Debido al tipo de cazoleta, ofrece unas características diferentes a las clásicas. Una de ellas es el sabor dulce, cítrico y el aroma que se añaden al tabaco durante la fumada. Hay que tener en cuenta, que por norma general, los cabezales de fruta tienen un depósito para tabaco mucho mayor que una cazoleta tradicional. 

De todos modos, no podemos olvidar que no es más que de una solución vistosa y temporal y que en ningún momento puede igualar las características de una cazoleta profesional, aunque siempre gusta disfrutar de ellas en ocasiones especiales.

Esperamos que hayas aprendido con este nuevo post. ¡Y no olvides que puedes siempre contactar con nosotros para preguntarnos cualquier duda y asesorarte en lo que necesites!