Natural

El carbón natural necesita de un hornillo o similar que le proporcione una combustión más lenta y prolongada. Este tipo de carbón es más durarero, por lo que el producto mantiene el sabor durante más tiempo.

Autoencendido

El carbón autoencendido es el de combustión rápida. Puedes encenderlo con un simple mechero.