Si te mueves por el mundo cachimbero habrás comentado sobre esto o habrás oído gente que se lo pregunta. ¿Qué es mejor, fumar cachimba con leche o con agua?

Aunque hay diferentes opiniones y cada uno al final fumará con el líquido que más le guste, la mayoría de los cachimberos expertos opinan que lo mejor es no añadir leche a la base. Si lo hacemos, la leche va a hacer más difícil poder limpiar la cachimba una vez usada. Además, podría fermentarse y dejar mal olor en la cachimba. Y como ya te comentamos en este post, uno de los aspectos más importantes para poder disfrutar de una buena fumada es mantener la cachimba limpia y en buen estado.

Aún así, también hay amantes de las shishas que cuando se preguntan si es mejor una cachimba con leche o con agua, prefieren la primera opción. Para muchos, la leche hace que el humo de la shisha salga más denso y que potencie algunos sabores. Esto hace que merezca la pena probar de vez en cuando para también variar la experiencia de fumada.

Alternativas a la cachimba con leche:

– Hacer la cachimba con agua fría: Algo en lo que la mayoría de cachimberos coinciden es que echarle agua fría a la cachimba es casi obligatorio para disfrutar de una buena fumada. El agua fría aporta frescura e intensifica también los sabores. Puedes añadir directamente el agua fría o utilizar agua a temperatura normal y añadirle después hielo o hielo picado.

– Enfriar la boquilla en el congelador: Relacionado con el punto anterior, si tenéis una boquilla metálica puede ser una buena opción meterla durante unos minutos en el congelador. Como pasa con el agua, fumar con una boquilla más fría provocará que la fumada sea más fresca, el humo más denso y que se potencien sabores, sobre todo los mentolados.

Si no tienes boquillas de aluminio, pásate por nuestra web y mira todas las que tenemos:

– Usar agua de sabores: Hay algunas marcas de agua embotellada que ofrecen agua de sabores como limón, fresa, naranja… Aunque también podéis hacerla vosotros mismos echándole distintos trozos de fruta y especias. El agua con sabores puede ser una buena alternativa para variar de vez en cuando por el agua normal, aportando notas de sabor diferentes a la fumada.

– Utilizar gelatinas de sabores : Hace algunas semanas te dábamos distintas recetas de sabores para tu cachimba. Pero también puedes usar gelatinas como alternativa al tabaco convencional de cachimba. Las gelatinas contienen todo el aroma y glicerina necesarios para disfrutar de una cachimba sin contener nada de tabaco y nicotina. Suelen utilizarse de forma idéntica que el tabaco, hierbas o consumibles similares. Una vez rellenas la cazoleta con el gel, se cubre con papel de plata y se coloca el carbón encima. A los pocos minutos podrás disfrutar de grandes nubes de humo.

¡Estas son algunas de las que puedes encontrar en nuestra web!

Y tú, ¿qué prefieres: cachimba con leche o con agua?